Lestat de Lioncourt "Su sangre corrió por mis venas más dulce que la vida misma, y entonces las palabras de Lestat tuvieron sentido para mí: sólo conocía la paz cuando mataba, y al oír el agonizante latido de su corazón... supe otra vez lo que la paz podía ser."
Anne Rice.

jueves, 13 de mayo de 2010

Los vampiros nunca mueren

 Un triste homenaje al autor que nos dejo, un gran hombre.



5 comentarios:

  1. NO LO CONOZCO, PERO ME UNO A TU HOMENAJE.UN ABRAZO.
    CHRISSSS

    ResponderEliminar
  2. Aishhhh... voy para allí...
    Bueno, yo sólo creo en los hasta luegos, al fin y al cabo, todos jugamos con la muerte y ella, que siempre gana nos deja toda una vida de ventaja en la partida... así que al otro lado, nos volveremos a encontrar.

    Muchos besos desde el abismo

    ResponderEliminar
  3. Ante algo así, sobran las palabras, sólo un sentimiento de pena y de insignificancia, porque la muerte es tan repentina, tan imprevisible, tan definitiva...

    Una verdadera lástima, era una buena persona, se traslucía en sus comentarios. Pero no diré que "era" un buen escritor, porque lo seguirá siendo, a pesar de todo :)

    Me uno al homenaje, mi apasionada escritora.

    Mis besos y mi corazón, como siempre, todos para ti.

    ResponderEliminar
  4. Siento realmente la pérdida de una persona que aunque no la conocía, era importante y cara para ti, y ya con eso me basta. Me sumo a tu duelo y rindo tributo de respeto a quien obviamente ha dejado huellas significativas. Besitos para ti y para J.D. y de veras que siento mucho la pérdida de tu amigo.

    ResponderEliminar