Lestat de Lioncourt "Su sangre corrió por mis venas más dulce que la vida misma, y entonces las palabras de Lestat tuvieron sentido para mí: sólo conocía la paz cuando mataba, y al oír el agonizante latido de su corazón... supe otra vez lo que la paz podía ser."
Anne Rice.

martes, 15 de septiembre de 2009

Libro de Marcus - 28.


Acerqué una silla y me senté a su lado, tomé su pequeña mano entre las mías y la acerqué a mis labios besándola con total fascinación. No era solo la belleza sobrenatural de aquella mujer lo que me cautivaba, la admiraba profundamente. Su poder de seducción era tal que ningún ser, tanto mortal como inmortal, había podido resistirse a su mirada hechizadora. Sus facciones un tanto felinas, su cuerpo perfecto, y su mente ligeramente perturbada, la convertían en la criatura más letal que haya conocido la historia.

La observé mientras conversábamos; manteníamos una conversación distendida sobre sus correrías en todos estos años que me había mantenido alejado de esta parte del mundo, los años habían dejado en ella una madurez que la hacía aun mas irresistible si eso era posible. Su larga cabellera caía lacia por su espalda, enmarcando su bello rostro tan pálido como la misma nieve, sus ojos rasgados de un extraño color malva centelleaban como dos luceros en mitad de la noche, su sonrisa sensual, sus ropas tapaban tan solo algunas partes de su cuerpo escultural, dejando a la imaginación volar en ardiente deseo.

Sin embargo, yo siempre la vi como una niña, aquella chiquilla valiente y retadora, ávida de sangre, insaciable como cualquier neonato, pero con un brillo astuto y feroz en sus pupilas. No sé bien el motivo por el cual Selil me contaba entre sus buenos amigos, habia quien pensaba que tan solo es capaz de quererse a sí misma, pero nada más lejos de la realidad, a pesar de que los sucesos vividos en su vida mortal la habían convertido en un ser duro y traicionero, sólo algunos contábamos con su peculiar manera de querer, y estoy seguro de que llegado el momento, no dudaría en dar su propia vida.

Su rostro se turbó por un segundo, cuando me contó como Valkiria su medio hermana la había traicionado, enfrentándola a uno de los dioses más malvado y poderoso. Aquel suceso casi le costó la vida, me sorprendí a mi mismo mirándola incrédulo cuando me dijo que la había ayudado un Paladín llamado Tyrael, un hombre santo ayudando a un vampiro, sin duda y a pesar de mi ya larga existencia, no había vivido lo suficiente para dejar de desconcertarme. Su expresión cambió radicalmente, sus labios dibujaron una amplia sonrisa mientras me contaba con todo lujo de detalles el asedio al que sometió a Assen, comandando las tropas de una poderosa y cruel diosa. Asolando por completo el pueblo y a casi todos sus habitantes. Me alegre de contar con ella en esta batalla, y sonreí al descubrir que casi me daban pena los licántropos.

11 comentarios:

  1. Me hace mucha ilusión que mi Selil salga en tu historia :D era tan monamente cruel... ñ_ñ

    ResponderEliminar
  2. Es verdad era muy MONAMENTE cruel jajajajajaja

    ResponderEliminar
  3. Aiss... mi Tyrael T.T me alegra que salga en tu historia ser bueno tenia mas merito!!! jajajaja

    ResponderEliminar
  4. A mí me alegra que a Dru le alegre lo que a Tyrael le alegra, pero... Selil era mucho más chachi que Tyrael :D a mí me respetaban muahaha

    ResponderEliminar
  5. Lo que hay que aguantar y encima gratis... si es que... con aguantarte me gano el cielo eh, envidiosa!!!! que eres una envidiosa!!!! Tyrael es un fuera de serie y no esta mal que yo lo diga por que es verdad!!!! (Ya paso ya...)

    ResponderEliminar
  6. Perdona, cara huevo, pero aquí todos sabemos que la se gana el cielo aguantándote soy yo, que hasta te digo frases bonitas en vasco sin ni entenderlas -a,a

    ADEMÁS, Tyrael es un maldito EMO. NO LEÁIS EL SPOILER (Jaja me encanta decir spoiler):

    La prueba la tienes en que mientras Tyrael con sus depresiones continuas va y se inmola, vamos, que mucho me extraña que no se haya clavado una estaca de madera en las venas :D

    Selil, sin embargo, ahí está... dirigiendo su estirpe por los siglos de los siglos.

    Amén.

    (:

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja...no se si me ha impresionado más tu post o la pelea de abajo con los comentaristas...
    En mi blog tienes unos premios,si te gustan puedes retirarlos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Recordarte que eras tu la que se cortaba con una daga y que este no es el sitio para discutir esas cosas, ema ¬¬

    ResponderEliminar
  9. Sí, EMA-leth también era un pj mío :3 jiji ya sabía yo que te acordabas de mí continuamente ñ_ñ

    ResponderEliminar
  10. PD: Selil tenía un motivo lógico y normal para cortarse que no pienso spoilearle a Dru ¬¬'

    ResponderEliminar